NUESTROS DIFERENCIALES

Asesoramos a las familias y nos involucramos en los tratamientos que prestan las EPS. Estamos presentes y pendientes de que estas entidades formulen y entreguen los medicamentos que el adulto requiere, según el criterio de nuestro personal médico que ve semanalmente al residente y conoce de primera mano cada necesidad. La experiencia de estos 18 años nos respalda para ayudar y aconsejar a las familias en los servicios que deben y pueden pedir para mejorar la calidad de vida de sus seres queridos.

Por otro lado, acordamos con las familias que sea nuestro especialista quien dirija el tratamiento del residente y de esta manera se busque con todos los médicos tratantes externos un solo objetivo en el tratamiento. Permanecemos atentos a que las terapias que se prestan de manera externa sean acordes con las necesidades específicas de quien la recibe.

 

También, acompañamos a las familias para que el proceso de deterioro de su familiar se conozca, acepte y se viva de la mejor forma posible. Queremos que los parientes entiendan que son un punto de apoyo y que deben visitar, compartir y acompañar al adulto mayor como una familia que son en todo el proceso de la enfermedad, hasta el final de la vida.